miércoles, 6 de abril de 2011

Ya tengo mis ciervos!



Los compré hace tiempo en Zara Home y fue amor a primera vista. Yo quería un ciervo en casa pero me apetecía algo discreto, quizá divertido, a modo de anécdota. Lo empecé a barruntar hace meses aquí y cuando los vi me dije "No uno, sino dos"
Al final he decidido ponerlos en el recibidor utilizándolos de cuelga-llaves y os voy a contar cómo suelo hacer este tipo de chapuzas yo solita, "con estas manitas y mis abalorios"


1.- Apenas se ve, pero pongo una tira de celo adhesivo y señalo con un rotulador indeleble los agujeros.


2.- Traslado el celo a la pared, procurando que los dos puntos queden en la misma horizontal.


3.- Ahora viene el típico truco bricomanía para ensuciar lo menos posible, cojo un folio (si puede ser reciclado) y hago una especie de bolsa que fijo justo debajo de las marcas, donde se depositará todo el polvillo que voy a hacer.


4.- Momento taladro. Como soy un poco torpe, uso dos brocas, empiezo con una más pequeña con la que es más fácil hacer el agujero y luego paso a la broca de la medida adecuada con la que lo amplío.


5.- Hinco los tacos de plástico.


6.- Momento tornillos... y ¡listo!


Es más largo contarlo que hacerlo. Así ha quedado.


Es una lástima que la luz sea artificial, pero... no hay otra.


Y aquí os dejo una vista más general de los ciervos custodiando el cuadro de luces, junto a los otros tres bichitos. Ya tenemos un recibidor deer-trendy.

11 comentarios:

  1. Oye pues te ha quedado estupendo, y que manitas!!Yo suelo recurrir a mi marido, no soy nada apañada para estas cosas....

    ResponderEliminar
  2. me encantan!!!! a mi esas perchitas me gustan muchísimo :)

    ResponderEliminar
  3. Eres una manitas,yo tengo un peligro con el taladro...
    Bss Carmen

    ResponderEliminar
  4. No os creáis, yo he hecho cada chapuza... pero también hay que saber arreglarlas. Esta vez me ha salido bien, hay que reconocerlo.

    ResponderEliminar
  5. Yo también me compré la parejita! Se pasaron tanto tiempo a la espera de ser colgados que terminaron convenciéndome estando entre libros revistas y otros objetos varios que en la propia pared.

    ResponderEliminar
  6. No conocía yo esos cuernos, ja, ja, aja, pero me han encantado.

    Te veo hecha una experta, yo no me atrevo con el taladro, eso es cosa de mi señor esposo, eso sí, yo al lado con una bayeta mojada debajo en lugar del papel y así no cae ni una mota de polvo.

    ResponderEliminar
  7. Charmed, qué mala eres, pero si son unos cuernos pequeñitos...
    Tránsito Inicial ¿tienes los mismos ciervos? estos han estado en un cajón varios meses, jeje

    ResponderEliminar
  8. Si pones un sobre en lugar del papel doblado para recoger la viruta del taladro te ahorras el celo y el sobre es reutilizable.
    ; )

    ResponderEliminar
  9. Muy originales, me ha gustado la idea.
    Besitos..

    ResponderEliminar

Dime, dime...

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails